En 1988, como refleja la prensa local, la Avenida de la luz esta imbuida en una decadente situación de la cual tendrá muchas dificultades para volverse a recuperar, si lo logra.

“Els establiments que encara hi sobreviuen no revelen cap síntoma de prosperitat. Pocs clients, gairabé sempre els mateixos “, poc volom de negoci son les principals característiques de les botigues de l´Avinguda de la Llum. Tot u això, els deu bars, la sala de cinema pornogràfic i els billars són els negocis que es reparteixen la major part del reduït públic.”

Anuncios

En 1957 como refleja la noticia, la Avenida de la Luz se encuentra en su máximo esplendor, la organización de eventos y exposiciones es algo común en el recinto. “El público que concurre a la exposición son caballeros formales que no están para juegos. Algún nieto acompaña a su abuelo” comenta la publicación de La Vanguardia del 23 de Julio de 1957. Los ciudadanos se animan a participar y la Avenida está concurrida, llena de actividad y de comercios en su máximo explendor. Todo es nuevo y novedoso y los ciudadanos de Barcelona están espectantes ante la repercusión del gran proyecto de la Ciudad de la Luz y lo que les espera por ver, ya que la Avenida es la punta del iceberg de un proyecto ambicioso y desmesurado que simulará una ciudad subterránea modélica y de referencia para el resto del mundo.

Anticipo y promesa de la ciudad de la luz

El emplazamiento inicial trataba por un lado de cubrir las necesidades de tránsito de las personas que desfilaban a los Ferrocarriles de Catalunya. Delegando ésto en un segundo plano la intencionalidad de este espacio era fundamentalmente comercial.

El ideador de todo esto, Jaime Sabaté se propuso romper las tinieblas subterráneas construyendo un complejo comercial con toda clase de servicios, 5 avenidas (una de ellas, la Avenida de la Luz) que conformarían lo que llamaban la ciudad de la luz que contaría con una serie de servicios como:

• Pastelerías
• Jugueterías
• Camiserías
• Ultramarinos
• Sastrería
• Corbatería
• Perfumería
• Tienda de deportes
• Relojerías
• Cristalerías
• Salas de cine

No siendo suficiente la magnitud del proyecto, se barajaban como posibles opciones, la creación de un palacio de deportes, con piscinas para competiciones acuáticas, además de la creación de un parking subterráneo comprendido entre el paseo de Gracia y la calle de Balmes con la intención de poder albergar allí un gran salón del automóvil.

La prensa del momento calificaba del proyecto como “una fantasía de las mil y una noches”, algo que “asombrará a propios y extraños”, “algo inédito en el mundo de la belleza y practicismo incomparable”. Tanto es así que sirvió de modelo en la estación nº 3 de París para establecer algo similar allí y recibió elogios por parte del New York Times.

Entradas

junio 11, 2008

Las entradas al intercambiador de las estación de metro de Catalunya y a Ferrocarriles Catalanes se puede hacer desde la calle Pelai, las Ramblas y frente a el centro comercial “Triangle”

Ubicación

junio 11, 2008



Ver mapa más grande

El intercambiador de plaza de Cataluñya se encuentra ubicado en pleno centro de Barcelona, justamente en la confluencia entre la calle Pelai, las Rambles de Catalunya y la plaça de Catalunya.

Motivaciones

junio 11, 2008

El motivo por el cual hemos decidido escoger esta zona para su estudio es porque hemos considerado que se trata de un nudo de comunicaciones muy importante dentro de la ciudad de Barcelona dónde se da lugar a todo tipo de confluencias de muy diferentes tipologías de personas. Desde personas que atraviesan diariamente este espacio para ir a sus trabajos hasta las personas que tienen su primer contacto con la vida que se desarrolla subterráneamente.

Consideramos que puede resultar interesante el estudio de las diversas situaciones que pueden ocasionarse en un lugar tan concurrido y reflexionar acerca de lo que podamos observar para comprender el espacio como fue concebido por sus creadores y como ha evolucionado socialmente por las necesidades que se le han impuesto.