Conclusiones

junio 12, 2008

Una de nuestras mayores sorpresas, a lo largo de la realización de este trabajo, fue descubrir que la mayoría de las personas a las que se le preguntaba sobre cuál era su recuerdo o conocimiento de la Avenida de la Luz y que relación les vinculaba a este espacio, no sabían contestar porque desconocían su existencia pasada. Fueron muy pocas personas, en su mayoría de avanzada edad, las que nos pudieron dar un reflejo vago sobre los recuerdos de este espacio. La Avenida de la Luz, lugar que ejemplificaba el progreso de una época había desaparecido o se había dejado desaparecer de la memoria histórica de una ciudad como Barcelona.

Este proyecto que nace con la pretensión de gestar una nueva ciudad bajo la epidermis de la ya construida. Evidencia la teoría de Lefèvre, en el que el diseño de un espacio no tiene porque ser interpretado según los fines para los que nace, donde se pretenden unos usos inicialmente acotados. La realidad de lo urbano, una vez más, pone en entredicho la ficción de la ciudad, de lo reglamentado; que pretende generar unos usos sobre el espacio los cuales se rinden a la irrealidad de lo ideado en un despacho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: